TAURO 2018 – ESPECIAL JUPITER

tauro 

HOROSCOPO 2018
 TAURO
ESPECIAL JUPITER


Querido Tauro, desde el 10 de Octubre tu cielo ha cambiado. Júpiter ha dejado de hecho Libra para entrar en oposición desde Escorpio. Antes de que arrugues tu nariz, quisiera invertir dos palabras sobre el significado astrológico del término “oposición”. Es una palabra que, en en el modo común, hace pensar inmediatamente en algo “hostil”, en cambio, en el lenguaje astrológico, no es así. Los tránsitos de “oposición”, de hecho, son aquellos que tocan la Séptima Casa, el área del horóscopo que muestra todo lo que es “interpersonal”, todo lo que conecta establemente nuestro destino (personal, profesional, afectivo) con el de los demás.


En el sector laboral, son los contratos que regulariza los respectivos derechos y obligaciones de las partes, o las sociedades a través de las cuales más personas deciden compartir riesgos, compromisos, y beneficios de una actividad y en general todo lo que nos une. En el campo afectivo, son naturalmente las relaciones de pareja y en el campo personal, es nuestra manera de interactuar con los demás, la relación entre confianza y condescendencia.
Cada relación interpersonal requiere de alguna manera reducir/limitar nuestra libertad personal para hacer espacio a personas de nuestro entorno. Si yo empiezo una relación con una persona, automáticamente elijo limitar mi libertad de ir con otras. Es un tránsito que tiene lugar en la casa del “nosotros” que por naturaleza limita la casa del “yo”: es por esto que se llama “oposición”, sin que el término quiera suponer algo hostil.
Es por esto que Júpiter en oposición va a estimular toda la esfera interpersonal de la vida: si hay nudos no resueltos en una relación, se convierte en algo importante para afrontar. Si existen áreas grises de ambigüedad en una relación afectiva o laboral, llega el momento de definir mejor las cosas, de poner los acuerdos por escrito.
Estos son los típicos momentos en los que, quien tiene una relación no bien definida (un poco amigos, un poco cómplices y un poco amantes) necesita preguntarse (y preguntárselo al otro): “pero nosotros, ¿qué somos?”. Con la oposición de Júpiter, las relaciones sólidas se convierten en más sólidas, y eso es típico con un tránsito como este, se acaba comprometido esposado, o se convive. Es entonces, cuando se crece junto al otro, acogiendo también mayores responsabilidades que llevan a una relación más adulta y madura, y a ver porqué decía que se llama “oposición”: “tomar las cosas en serio” significa renunciar a un poco de libertad personal, para sacrificarla en el altar de una construcción menos individual de vida. Por la misma razón, las parejas que están saltando desde hace tiempo, podrán advertir la necesidad de mirar las cosas, de enfocarse y admitir que algo no funciona, intentar poner los todos los trozos juntos o tomar calles separadas.
Además: la oposición te pone frente a un espejo que te empuja a pasar revisión de muchos aspectos de la vida y muchas elegidas en el pasado, para ver si todavía siguen actuales o no. Pues es un tránsito muy precioso. Permitir crecer y cambiar muchísimo junto (y gracias) a las personas que son de verdad importantes, y  tomar distancia de las que en realidad no lo son.
Para hacerte comprender mejor el sentido de este nuevo Júpiter, prefiero poner a un lado la palabra “oposición” y utilizar otra más eficiente y menos hostil: “espejo”. Este nuevo Júpiter es un potente espejo que te permite mirar tu imagen sin filtros y compromisos, de pasar a revisión las “cosas” que inundan tu vida como si fuera ropa tirada en el armario, para decidir la que te está todavía bien, la que vale con tu nueva imagen, y la que, al contrario, ha terminado su tiempo y corresponde a una vieja imagen de ti en la que no te reconoces más.
Por supuesto mira la palabra “abito” (ropa en italiano) y “hábitos”: ambas cosas las llevamos en nuestra vida para satisfacer una exigencia que pertenece al pasado y que no tenemos más. Un poco como los andamios de un palacio en reestructuración: durante los trabajos, son indispensables. A trabajo acabado, son inútiles y terminan por descubrir el frente, llegando el momento de desarmarlos. En este sentido, el espejo de Júpiter es valiosísimo: permite abrir los armarios, revisar ropas y hábitos (esto sí / esto no) y a través de ello comprender mejor quienes somos, en lo que nos estamos convirtiendo y lo que no somos más.
En los próximos meses aparecerán muchos “no” (“esto no es más para mí”, “esto no lo puedo aceptar más”, “esta relación ya ha llegado a su fin”) y muchos “si” llenos de vida y condicionantes (“esta elegida la iré a elegir mil veces más”, “esta relación refleja exactamente mis deseos y la quiero confirmar”). También en las relaciones de trabajo, si consideramos el “contrato” (típico elemento de la Séptima Casa y de “oposición”) como un espejo, este nuevo tránsito estimula reflexiones parecidas: ¿me voy a reflejar otra vez en mi contrato, en mi rol, en mi encuadratura?, ¿o ha llegado el momento de revisar los términos, de pedir una mansión diferente, o cambiar radicalmente camino? Lo mismo vale para quien tiene una sociedad o una actividad con otras personas (otra dinámica que va a caer en la Séptima Casa y en la “oposición”): ¿mis socios reflejan todavía mis expectativas?, ¿queremos todavía las mismas cosas?, ¿tenemos todavía los mismos ideales?, ¿nos parecemos todavìa?  Bueno, empieza la fase del “Tauro en el espejo”, más conciencia de la ruta de tus deseos, más determinado a seguir las señales y, sobre todo, finalmente tomar el timón de tus elecciones. Leer otros signos zodiacales

Gracias a StefySun Collaboration por la traducción!

comments

Horoscopo en espanol