TAURO: HORÓSCOPO DEL EQUINOCCIO 2017

toro

TAURO

Para contaros el pasado reciente de Tauro, y especialmente, el momento crucial que caracteriza al año 2017, he elegido los GOONIES, una película de mi adolescencia que, si se vuelve a mirar con los ojos de hoy, nos proporciona muchos temas de reflexión.

Para los que no recuerdan la película, los “Goonies” son un grupo de niños crecidos juntos en un barrio (“Goon Dock”) que va a ser desmantelado para dar espacio a un campo de golf. Cuando empieza la película, los Goonies están haciendo las maletas porque al día siguiente van a dejar sus hogares. Mientras rebuscan en la buhardilla encuentran un antiguo mapa del tesoro que pertenecía a un pirata legendario de la zona.

La necesidad de abandonar las certezas de siempre se convierte entonces en la ocasión para marcharse juntos hacia una última aventura, en busca del legendario tesoro. Por supuesto lo encontrarán y descubrirán que siempre había estado allí, bajo sus casas, y gracias al tesoro incluso podrán salvar su tierra.

Sin llegar a este exceso, Tauro también acaba de salir de tres años en oposición a Saturno (desde 2012 hasta 2015) durante los cuales muchos puntos clave y certezas han comenzado a tambalear. En estos tres años Saturno en oposición ha empujado a muchos de los que han nacido bajo este signo a desmontar las seguridades personales de siempre para pasarlas por el tamiz. La oposición de Saturno les ha permitido enfocarse en un nuevo sentido de su identidad a través del espejo de los “demás”, de relaciones interpersonales más estrechas, y por esta razón, en aquellos años muchos de ellos han podido ver nuevas partes de ellos mismos a través de nuevas relaciones diferentes de lo normal, o quizás se han dado cuenta de lo que ya no eran a través de relaciones que han entrado en crisis y que, de repente, han aparecido como “viejas”.

Incluso para Tauro, al igual que los Goonies, el período de “crísis” de las certezas de siempre ha tenido la ventaja de revelar la existencia de un tesoro inexplorado que le proporciona información valiosa para sacarlo a la luz: 2016 ha sido un año obstaculizado y lleno de altibajos que ha preparado el terreno a un 2017 que permite, de verdad, encontrar el tesoro. Incluso para Tauro, la “sorpresa” es la misma que la de los Goonies, ya que el tesoro está cerca, pero para encontrarlo es necesario recorrer calles y “excavar” en direcciones que nunca han sido exploradas.

Es un año que puede dar muchísimo a quien lo recurra con una buena elasticidad y con un gran espíritu de exploración, sobre todo para quien esté en busca de un cambio laboral, tendrá que darse la oportunidad de experimentar, de demonstrar su valentía con encargos o responsabilidades nuevas. No es casual que hablara antes de un Mapa del tesoro: si supieras exactamente dónde se esconde, no haría falta un mapa; es probable, sin embargo, que necesites excavar en lugares que nunca habías podido imaginar, hacer cosas que nunca habías hecho antes, ir hacia nuevos destinos con coraje y atrevimiento, porque este es un año de crecimiento donde un paso fuera de lo acostumbrado permite avanzar cien pasos adelante, hacia la realización personal.

Es importante observar y observarse, pero con respecto a 2016, todo esto resulta más fácil y menos pesado: las indicaciones del mapa serán más claras si dejas de mirarlo por la parte equivocada.

También en el amor, “experimentar” significa saber dejarse llevar por nuevas relaciones, aunque éstas conduzcan fuera del perímetro de siempre con personas diferentes con respecto a las citas habituales. Además, esto significa no tener prisa en definir una relación y mirar hacia el interior de tí leyendo tus sentimientos, escuchando tus emociones, y no dejando, por ejemplo, que las ganas de estabilidad que pertenecen a tu signo puedan condicionar una elección en el amor. Inclusive, esto significa no tener prisa de “oficializar” a toda costa una nueva relación, o no forzar a la otra persona si necesita más tiempo para llegar a una promesa.

Por lo menos hasta octubre el nuevo año premia la elasticidad. La misma elasticidad que entre febrero y mayo llevará a muchos de los nacidos bajo este signo a volver a considerar una decisión precedente, o a dar quizás una segunda oportunidad a una pareja con la cual en el otoño 2016 había estado a punto de cortar o de alejarse. Muchos nacidos del signo, de hecho, entre el invierno y la primavera podrían darse cuenta de que habían estado demasiado apresurados o impacientes en cortar una relación o demasiado severos al juzgar una diferencia de personalidad.

En el nuevo año, la elasticidad y el espíritu de exploración premian también a los corazones solitarios: junio y septiembre son los meses más propicios para los nuevos encuentros. A veces, hay situaciones que nacen como amistad para luego convertirse en algo más afectivo. Para quien esté a la espera con una nueva relación que no da certezas desde el principio, o donde las diferencias de carácter o las distancias parecen demasiado amplias, vale la pena, sin embargo, observar, observarse y verificar, sin forzar, disminuyendo la tensión y la urgencia de oficializar la relación y volviendo a encontrar, al contrario, un poco de ligereza: de hecho algunas distancias iniciales (de lugar o de personalidad) se pueden colmar en muy poco tiempo y dar vida a relaciones más estimulantes.

Desde otoño, sin embargo, el cielo cambia: Júpiter cambia su posición y entra en la casa de las relaciones. Todo parecerá más claro: las relaciones que todavía tengan perfiles de instabilidad o de incertidumbre pasarán por el río Rubicón de manera más fácil. El reto se vuelve más difícil: quienes tengan las ideas claras, seguirán siendo los elegidos. Muchas parejas en otoño llegarán al altar, irán a vivir juntos, tendrán el primer hijo. Quien, por el contrario, ve que el balance de los “noes” supera los “síes” podrán tomar caminos separados. De alguna manera, para utilizar la terminología de la serie “Legal Drama”, es como si la primera parte del año fuese una investigación: un tiempo para aclarar las ideas, para analizar todos los elementos y para leerse por dentro, o si prefieres, para descifrar las indicaciones del Mapa del Tesoro.

En la parte final del año, en cambio, llegará el momento de emitir una sentencia más definida: las relaciones que funcionan se consagran con un “sí” más rotundo y solemne.

En fin, este es un año que permite dar un sentido diferente a muchas dificultades del pasado volviendo a plantar la semilla de un cambio positivo. No se puede construir un nuevo edificio en un terreno donde se haya ya construido: en primer lugar, necesitas derrumbarlo todo, crear un espacio nuevo, y luego, empezar a edificar. Independientemente de que se trate de un edificio de nuevas certezas y satisfacciones profesionales, o que sean los fundamentos de un nuevo amor, este es el año de la reconstrucción.


© Simon & The Stars
© Translation: Nicolò Porcellato

comments

Horoscopo en espanol