ACUARIO 2018 – ESPECIAL JUPITER

acquario

acuario 

HOROSCOPO 2018
 ACUARIO
ESPECIAL JUPITER


Acuario es otro signo que, como Leo, mira a este nuevo cielo con un poco de miedo. Porque el nuevo Júpiter forma una cuadratura en Escorpio y, en el imaginario colectivo, la cuadratura es siempre sinónimo de algo malo.
Para mí, nada más incorrecto. Las cuadraturas son aspectos que empujan a la acción, y normalmente siguen los aspectos de trígono y sextil que, a la vez, preparan el campo a una nueva vida. Es en las cuadraturas que pasan las “cosas” más interesantes, los giros y las nuevas ocasiones que desbloquean los capítulos de vida que en alternativa no serían vividos. Imagina un actor que estudia una parte, la aprende de memoria, hace las pruebas con el director y con las actores, prueba el vestuario, estudia el maquillaje… ok vale, todo esto es fundamental, pero llega el momento de salir a la escena, de dar un sentido a toda esta preparación y finalizarla con un debut. Esto hace la cuadratura: te da el empuje necesario para dejar el “back stage” y enfrentarte con el público.
Esto que Acuario está empezando a recorrer, de hecho, es la cuadratura “alta” de Júpiter desde la Décima Casa, el área del horóscopo asociado al éxito, a la realización, al crecimiento profesional pero anterior a la madurez personal.
Y entonces, ¿cómo puede ser que una cuadratura de Júpiter (planeta generoso por excelencia) desde la Casa del éxito pueda implicar problemas?


Intentemos poner en orden las ideas. Este tránsito de Júpiter por sí mismo tiene algo que ver con la realización de un resultado. O, si prefieres, de un fruto. No es un “regalo” del cielo, no lo crea desde la nada. Más que nada, pone en cola todo el esfuerzo, la decisión y el ingenio de lo que ha pasado antes, como una suma, y enseña el resultado. Naturalmente, esto depende de los “adendas” que has encasillado antes, en los años anteriores: en esta fase, es posible recoger el fruto de la satisfacción, que enseña que has apostado al caballo justo, o el fruto de algunas decepciones, si has dado un paso atrás respecto a un desafío, si has abandonado un proyecto que a su vez merecía ser cultivado, y así seguir adelante. Cualquier cosa que pasa ahora, de cualquier manera, es el resultado casi aritmético de lo que has estado haciendo antes. Es un “fruto”, ni más ni menos, es igual que los frutos del huerto que se presupone que la semilla se había plantado en un terreno fértil (aplicado al realismo de una determinada empresa), que se había estado cuidando y regando cariñosamente (sobre todo en los momentos de hambre, es decir en las fases más difíciles de su gestación). Y se presupone que la semilla se había plantado en el momento justo, con el clima justo y entonces, saliendo de la metáfora, si tú estuvieras listo para la empresa y sobre todo que aquella empresa fuera la perfecta para ti.
Como todos los frutos, también los de la Décima Casa contienen dentro de sí misma la semilla que dará vida a un nuevo ciclo. De la misma manera, te darás cuenta de que una serie de metas alcanzadas en los próximos meses se convertirán inmediatamente en nuevos puntos para la ida, harán surgir nuevas propuestas y encargos.
Júpiter en la Décima Casa es un tránsito que permite crecer en el trabajo, dejando a un lado algunas inseguridades y enfocándose en proyectos o roles más importantes y ambiciosos. Es como un reflector sobre el palco, que te busca en medio del coro y te invita a pasar adelante, a ganar la escena y exhibirte en un solo. Es como cada “reflector” (que se trata de una performance, de un examen de evaluación o confirmación de tu trabajo, o de cualquier otra prueba)
Es normal que suscite en nosotros una mezcla de agitación, adrenalina, ganas de enseñar las cosas que sabemos hacer pero que también crea pánico escénico;
todas las sensaciones que podrían formar parte de tu escenario interior en los próximos meses con Júpiter en cuadratura.
Como decía el Hombre-araña, desde un gran poder deriva una gran responsabilidad: es normal que una fase de crecimiento alimente también un poco de aprensión. Que tú puedas advertir el peso de una de las elegidas, el miedo a no elegir la adecuada, de equivocarte un rigor decisivo que podría decretar el resultado final de un partido importante. La mejor manera para cruzar este escenario, en cambio, es dejar toda esa sensación que tienes de lanzarte rigurosamente a la final de los Mundiales de futbol, porque existe el riesgo de bloquearse, de pensar en el resultado y no en el acto. Recuerda el discurso del fruto y del resultado de la suma: cualquier prueba que tengas que enfrentar, los adendas justos son la espontaneidad y el talento que has demostrado hasta ahora y que te han llevado a un determinado resultado, nada más y nada menos. No tienes que demostrar nada más. Y, de todas formas, la pelota irá entrando directa hacia la red. >> Leer otros signos zodiacales

Gracias a StefySun Collaboration por la traducción!

comments

Horoscopo en espanol